Corea buscar pareja

En estos últimos segmentos hemos estado revisando lo referente a conseguir pareja aquí en Corea. Ya sabemos que los jovencitos organizan los llamados meeting para convivir entre ellos y tratarse. Los más grandecitos, es decir los que ya empiezan a trabajar y andan por ahí asomándose a los 30s, optan por el sogueting, que quiere decir ... Busco pareja en Corea del Sur - Hombres Coreanos. Buscar por Ciudad: Incheon, Gwangju. Hombres Coreanos Solteros. Resultados: 1-2 de 2 En Corea, existe una creencia popular que dice que, si llamas a alguien oppa sin que sea tu hermano mayor de verdad, él se convertirá en appa (아빠, papá), es decir, el padre de tus hijos. Esto responde al interrogante de por qué en los dramas las chicas, cuando quieren ligar, llaman al chico que quieren conquistar oppa. Hasta para conseguir pareja hay un curso en la universidad En la Universidad Sejong, en Corea del Sur, hay un curso de Género y Cultura en el que se enseña, entre otras cosas, sobre relaciones ... Buscar pareja en Corea. Solteros de Corea buscan pareja. Encontrar pareja en Corea. Conocer a gente de Corea. Tu portal de contactos en Corea, mas divertido. Si buscas chatear con amigos en Corea, lo has encontrado. Chicas de Corea, buscan amigos y risas. Chicos de Corea, buscan amigas y risas. Mujeres de Corea, con ganas de diversion te esperan. Conoce gente nueva en Corea del Sur. Charla con hombres y mujeres que se encuentren cerca de ti. Conoce gente nueva y haz nuevos amigos en Corea del Sur la mas grande y creciente red social - Badoo El amor en Corea es sin duda, como todo en este país, rápido y efervescente. Hoy voy a contaros el primer paso de las relaciones en Corea del Sur. DÓNDE Y CÓMO CONOCERSE. Encontrar pareja en Corea del Sur es una tarea bastante difícil. Primero por la falta de tiempo libre y segundo por la enorme distancia que se establece entre desconocidos. Buscar pareja, amor y amistad en Corea del Sur totalmente gratis. Contacta miles de solteros y solteras gratis en Corea del Sur. La tecnología e internet son las herramientas con las que trabajamos a diario. Prácticamente ninguna persona no se conecta a internet a diario o no tiene un smartphone con el que conectarse a la red de redes.. Pues bien esto ha llegado al mundo del amor y de las parejas, y es que hoy en día ligar parece, al menos a priori, más sencillo porque las redes sociales para buscar pareja o para ... Buscar pareja en Corea. Solteros de Corea buscan pareja. Encontrar pareja en Corea. Conocer a gente de Corea. Tu portal de contactos en Corea, mas divertido. Si buscas chatear con amigos en Corea, lo has encontrado. Chicas de Corea, buscan amigos y risas. Chicos de Corea, buscan amigas y risas. Mujeres de Corea, con ganas de diversion te esperan.

"LA FELICIDAD TECNOLOGICA" (Andrés Herrero) (Entrega No. 12) ** El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.**.

2016.10.14 00:10 RaulMarti "LA FELICIDAD TECNOLOGICA" (Andrés Herrero) (Entrega No. 12) ** El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.**.

El individuo posmoderno no necesita a nadie, porque se basta y se sobra a sí mismo... ¿y qué puede ganar relacionándose con personas competidoras suyas, gentes potencialmente hostiles, que lo único que pueden hacer es complicarle la vida?
Si se tiene que disputar ferozmente con ellos el puesto de trabajo, la herencia, los bienes o los hijos del matrimonio... ¿cómo no adoptar precauciones? ... El enemigo está cerca, en casa.
No te fíes de nadie. Solo tu cuenta de banco no te traicionará.
Con el capitalismo hemos alcanzado la libertad perfecta, sin compromisos ni lazos humanos.
Los vínculos mafiosos son los únicos que funcionan en un mundo donde las relaciones humanas han devenido en carteras comerciales.
** Mejor tener padrinos que honradez; robar que quejarse; resulta mil veces más provechoso ser rico y granuja que pobre y pringado**.
“La forma de organizar el trabajo desorganiza la vida de las personas”, denuncia el sociólogo Richard Sennett.
El neoliberalismo ha hecho de la sociedad un aglomerado de serrín humano.
La inseguridad laboral, la caducidad de los productos y el desarraigo existencial son los valores que cotizan al alza.
Allá donde termina la precariedad laboral, comienza la precariedad vital.
Resulta tan difícil mantener una relación estable, como conseguir un empleo fijo: el sistema nos empuja hacia trabajos basura y matrimonios basura.
Se necesita flexibilidad, cuanta más mejor, para impedir que los aumentos de salarios pongan en peligro la inflación de beneficios.
«Los emigrantes en situación irregular permiten reproducir en los países desarrollados, las condiciones de la mano de obra de los países del Tercer Mundo. Esto es salarios muy bajos, protecciones reducidas al mínimo, nada de derechos sindicales, penalidades espantosas, tiempo ilimitado de trabajo, contratos salariales no respetados porque los pagos se hacen siempre en mano, etc.
Las empresas que no pueden deslocalizar, recurren al trabajo ilegal como una forma de deslocalización in situ que, en cierta medida, resulta aún más ventajosa que la deslocalización en el extranjero».
Si antes el capital tenía que molestarse en ir a buscar esclavos a África, ahora acuden gratis en patera.
Los empresarios se dedican a crear riqueza y los demás a trabajar.
El neoliberalismo afirma que los trabajadores son unos vagos y mantenidos que si no fuera por el capital se morirían de hambre, cuando la realidad es exactamente la contraria: perecen porque existe él.
El capital acarrea a los asalariados de acá para allá, haciendo de ellos nómadas del empleo.
Los tiempos exigen movilidad total y disponibilidad absoluta.
Pero ir detrás del trabajo como el burro de la zanahoria, los aboca a la deslocalización vital.
Cuando no se pertenece a ningún lugar, resulta difícil saber lo que se es, porque se puede ser cualquier cosa, menos uno mismo; optar a todo, menos a tener un mundo propio.
El ser humano ha emprendido una frenética carrera en pos de la tecnología, que le obliga no solo a competir con las máquinas y los demás humanos, sino sobre todo consigo mismo.
A todos, estudiantes, trabajadores, deportistas, artistas o científicos, se les exige la excelencia como norma de actuación.
Se reprograma científicamente la musculatura, la anatomía y el organismo de los atletas con dietas, entrenamientos y ejercicios destinados a convertirlos en supermáquinas tan eficientes y perfectas como ellas.
Si hasta hace poco, el patrón económico medía a humanos con humanos, a jóvenes con viejos, a sanos con enfermos, a parados con empleados, ahora la competitividad enfrenta a humanos contra máquinas, a humanos contra records, a humanos contra mercados, a humanos contra ganancias.
Los individuos se tienen que “mantener en perpetua agitación febril y en movimiento continuo como las máquinas ”.
El reposo constituye un despilfarro y el descanso un lujo.
Hay que anticiparse; la sociedad no espera a nadie, ni nadie puede permanecer quieto, porque se verá rebasado por otro, o le quitarán el sitio.
La vida consiste en producir, hacer cosas, cuantas más mejor.
La inacción roza el delito, y el sueño, improductivo, hay que reducirlo a la mínima expresión.
No hay minuto que perder. Vida ocupada equivale a vida llena:
«*El individuo criado en la mecánica, se mueve regularmente como un pistón en un cilindro y transmite ese movimiento uniforme a su mujer, a sus hijos y a todos los que le rodean *».
Como le sucedía a Charlot, el obrero de la fábrica superautomatizada de Tiempos Modernos, que una vez fuera de ella, seguía apretando tuercas por la calle con un tic espasmódico que no podía controlar.
«En la artesanía y la manufactura, el trabajador utiliza la herramienta; en la fábrica, la máquina utiliza al obrero.
En el primer caso, los movimientos de los instrumentos de trabajo provienen de él; en el segundo, él debe seguir el movimiento de las máquinas, que se erigen en un mecanismo independiente que convierte al obrero en un apéndice suyo».
No somos nosotros los que hacemos funcionar a las máquinas, sino ellas las que nos hacen funcionar a nosotros.
Nos levanta de la cama un reloj; nos devuelve a casa un metro; nos relacionamos a través de teléfonos móviles, agendas electrónicas, tabletas y ordenadores que nos mantienen tecnológicamente cercanos, aunque afectivamente distanciados.
Ya no se habla, se chatea.
A falta de contacto personal, el sexo ha sido reemplazado por líneas calientes, cibercontactos y consoladores.
Pero cuanto más estrechamos los lazos con los objetos tecnológicos, más se debilitan los que nos unen a nuestros semejantes.
Solo a la tecnología nos confiamos.
Uno puede divorciarse de su esposa pero no del coche, y antes dejará de ver a su hijo que la televisión o abandonará a su familia que al móvil.
Algo tiene que estar muy estropeado en nosotros cuando cuidamos más al vehículo que al cónyuge, o nos preocupan más los cilindros que nuestros hijos.
La televisión e internet llenan el hueco de los padres pluriocupados y ausentes, erigiéndose en educadores de sus vástagos.
La convivencia familiar está en quiebra, y el centro comercial y la discoteca se han convertido en los sustitutos del hogar, el lugar donde los jóvenes tratan de encontrarse a sí mismos, al margen de los divorcios, conflictos de pareja y rupturas laborales y sentimentales de sus padres.
Contemplando sus borracheras y comas etílicos de fin de semana, a nadie puede extrañar que ya desde la adolescencia, experimenten trastornos sicológicos o caigan en dinámicas enfermizas de anorexia, acoso escolar o drogadicción... ¿cómo van a crecer sanos y centrados desarrollando una imagen correcta de sí mismos, si por un lado se les engorda a base de refrescos, chucherías y comida basura, mientras por otro se les exige estar delgados para ser aceptados socialmente?
«La epidemia mundial que se nos avecina es la de la obesidad, ligada al cambio experimentado en los patrones de nutrición, y a que la preparación de comidas ha dejado de ser una labor doméstica, para convertirse en un consumo de alimentos preparados de características muy insanas en cuanto a su contenido de grasas, azúcares, conservantes, aditivos, etc».
Su juventud transcurre entre continuas miradas al espejo y visitas a la báscula que les generan una inseguridad corporal patológica que de adultos se verá reforzada con el temor a perder su empleo. Su orfandad de afectos la compensan a base de tecnología.
Los hikikomoris son esos jóvenes japoneses que se recluyen en su habitación, huyendo de una sociedad que les abruma y contra la que no se sienten capaces de luchar.
Ni aceptan el mundo ni el mundo les acepta a ellos.
Duermen de día y se pasan la noche viendo la televisión, jugando con la videoconsola, chateando en el ordenador y navegando por la red.
“Cuando su hijo tenía 16 años, un día entró a su cuarto, cerró la puerta y se negó a salir; desde entonces no permite a nadie entrar allí.
Los padres tienen que dejarles la comida delante de la puerta y pueden pasarse años sin verlos".
Se calcula que, solo en Japón, uno de cada diez jóvenes están afectados por este problema en mayor o menor grado, desarrollando comportamientos perturbados que, con relativa frecuencia, terminan desembocando en el suicidio.
La mayoría, primogénitos varones o hijos únicos, que han renunciado al mundo real en favor del virtual que les resulta más acogedor.
Muchachos derrotados pertenecientes a una sociedad enferma que les llama enfermos.
*En Corea del Sur los estudiantes se quejan de que “sólo durmiendo cuatro horas al día pueden ingresar en la universidad que quieren *".
Para conseguirlo, han de levantarse a las seis de la mañana y acostarse de madrugada.
Viven a caballo entre el instituto y las clases particulares, con alguna siesta de tanto en tanto o una cabezadita en el autobús:
CONTINUARA. La lucha de clases se ha trasladado a las marcas. Mujeres Chanel, se relacionan con ideologías Arman; personalidades Rolex y triunfadores Ferrari contemplan con desdén a individuos Zara, Ikea o Renault que aspiran a ser como ellos. .
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2016.05.22 01:15 ShaunaDorothy ¡Ni un voto al PRI, PAN y PRD burgueses! ¡Forjar un partido obrero que luche por la revolución socialista! AMLO y PRD, enemigos de la clase obrera ¡Por la independencia de clase del proletariado! (2 - 2) (Primavera de 2006)

https://archive.is/hD5D0
¡Por la revolución obrera!
El enorme poder social de la clase obrera se hizo más que evidente recientemente con los paros escalonados de 40 horas por parte de 270 mil mineros y metalúrgicos en respuesta al ataque estatal contra su sindicato (SNTMMSRM) y a la trágica muerte de 65 mineros sepultados en una mina en Coahuila a causa de una explosión ocasionada por pésimas condiciones de seguridad. Los paros trajeron pérdidas económicas de más de 17 millones de dólares al día a los inmensamente ricos empresarios (ver volante en página 11). Los estudiantes, campesinos y todos los sectores oprimidos de la población deben aliarse tras este inmenso poder social que hace única a la clase obrera. Para desencadenarlo, es necesario luchar por la movilización del proletariado industrial de manera independiente de cualquier sector de la burguesía y en lucha por sus propios intereses de clase.
Basamos nuestro programa en la perspectiva de la revolución permanente, desarrollada por Trotsky y vindicada en la práctica por la experiencia rusa. En los países de desarrollo capitalista atrasado, como México, la burguesía nacional está totalmente atada a sus amos imperialistas y es incapaz de romper con ellos y realizar tareas democráticas básicas como la emancipación nacional. La pequeña burguesía —esa capa heterogénea que incluye a los campesinos, los estudiantes, los ambulantes, los profesionistas, etc.— es incapaz de formular un programa revolucionario propio, sino que sólo puede seguir a una de las clases fundamentales de la sociedad. Los zapatistas dan un ejemplo vivo de esa incapacidad: mientras que critican a los tres partidos burgueses, su política no va más allá del capitalismo, sino que consiste, en esencia, en tratar de empujar al PRD a la izquierda (ver volante en página 12). Defendemos a los zapatistas contra la represión estatal y paramilitar, pero nuestras perspectivas están, de hecho, contrapuestas.
Sólo una clase obrera consciente de su poder social y su tarea histórica como sepulturera del capitalismo y dirigida por un partido de vanguardia, aliada con las capas oprimidas pequeñoburguesas (el campesinado pobre tanto como las paupérrimas masas urbanas) podrá resolver las tareas urgentes del país, como sacudirse el yugo imperialista y modernizar el campo, mediante la revolución socialista. Una revolución obrera en México requeriría invariablemente su extensión a los países avanzados, especialmente a EE.UU., y al resto de Latinoamérica, como parte de una economía socialista mundial. Sólo a través de una economía centralizada y planificada internacionalmente se podría erradicar la pobreza de las regiones más atrasadas y, mediante el intercambio de tecnología y bienes con los países avanzados, sentar las bases para la desaparición de la explotación del hombre por el hombre.
Fue esta perspectiva la que animó a los bolcheviques en la Revolución de Octubre de 1917. Los bolcheviques de Lenin y Trotsky llevaron a cabo una lucha irreconciliable contra todas las alas de la burguesía rusa y de los llamados partidos “socialistas” serviles al régimen burgués. El partido de Lenin movilizó al campesinado pobre detrás del proletariado industrial urbano en la lucha por la revolución socialista y en defensa del joven estado obrero. Una vez en el poder, el nuevo gobierno de órganos obreros democráticamente electos (soviets) dio los primeros pasos para resolver las cuestiones democráticas que el régimen burgués no habría podido resolver jamás, mediante la implantación de una economía planificada y centralizada basada en la colectivización de los medios de producción. Así, el régimen soviético bajo la dirección de los bolcheviques desconoció la deuda externa, abolió la propiedad privada sobre la tierra y dirigió al campesinado hacia una revolución agraria que destruyera el peonaje y el latifundio feudal; los bolcheviques lucharon por erradicar las bases materiales de la opresión de la mujer, por integrarla al trabajo, la política y la administración del estado obrero y llevaron a cabo valientes campañas de alfabetización en las regiones más remotas y atrasadas de la URSS, al tiempo que prohibían y luchaban activamente contra la discriminación de homosexuales, judíos y otras minorías. La Internacional Comunista, fundada en 1919 como el partido internacional de la clase obrera, instrumento fundamental para la extensión de la revolución socialista a toda Europa y el resto del mundo, fue la vindicación concreta del internacionalismo bolchevique.
La defensa de las conquistas ganadas es clave para la lucha revolucionaria. De manera única en la izquierda, los espartaquistas defendimos a la URSS de manera militar e incondicional contra el imperialismo y la contrarrevolución interna a pesar de su degeneración burocrática estalinista —la usurpación del poder político del proletariado por la burocracia estalinista en 1924—. Al mismo tiempo, luchábamos por una revolución política para echar a esa burocracia y restablecer el poder político del proletariado. Hoy aplicamos la misma política a los estados obreros, nacidos deformados, de China, Cuba, Vietnam y Corea del Norte —está en el interés directo del proletariado mundial defender a los estados obreros que aún quedan—. La destrucción contrarrevolucionaria de la URSS en 1991-92 significó una derrota histórico-mundial para el proletariado. Sin este poderoso contrapeso, hoy los imperialistas se creen en libertad para actuar como los superpolicías mundiales e imponer sus designios a sangre y fuego, arremetiendo también contra los países coloniales y semicoloniales. ¡EE.UU. fuera de Irak y Afganistán ya! ¡Manos fuera de Irán!
El partido leninista de vanguardia: Tribuno del pueblo
El triunfo de la contrarrevolución en la URSS ha tenido también un impacto devastador en la conciencia de la clase obrera al nivel mundial, que no se identifica hoy en ninguna manera significativa con los ideales del marxismo. En cambio, todo tipo de ideologías superadas por la historia, como el anarquismo, han resurgido, empapadas de un anticomunismo virulento. La popularidad del utopismo pequeñoburgués zapatista, el apoyo masivo a los populistas burgueses y el alcance de su ideología nacionalista son también una muestra de esa erosión.
La conciencia de la clase obrera no es homogénea, sino que va desde unos cuantos obreros avanzados hasta las amplias capas más atrasadas, cegadas por el nacionalismo, el machismo, la homofobia, el racismo contra indígenas y negros, el antisemitismo y demás prejuicios sociales profundamente enraizados en la abrumadoramente católica sociedad mexicana. El sindicalismo, que en sí mismo es conciencia burguesa, no reta el modo de producción capitalista, sino que simplemente busca negociar los términos de explotación capitalista, en el mejor de los casos, en luchas aisladas con los patrones. La historia de todos los países ha mostrado que la clase obrera, exclusivamente por su propio esfuerzo y experiencia diaria, no es capaz de desarrollar espontáneamente una conciencia más alta que esta conciencia sindical. La conciencia revolucionaria debe ser traída a la clase obrera desde fuera. Mientras que la clase obrera no sea movilizada por una dirección con una teoría revolucionaria, su conciencia seguirá determinada por la ideología y cultura burguesas, llevándola a ver la sociedad capitalista como imperecedera y no abierta a un cambio fundamental mediante la revolución proletaria. Para esto se necesita un partido obrero de vanguardia que agrupe a los obreros avanzados y la intelectualidad desclasada bajo un programa de lucha de clases revolucionaria e internacionalista. En palabras de Lenin, este partido debe actuar como un “tribuno popular”:
“que sabe reaccionar ante toda manifestación de arbitrariedad y de opresión, donde quiera que se produzca y cualquiera que sea el sector o la clase social a que afecte; que sabe sintetizar todas estas manifestaciones en un cuadro único de la brutalidad policiaca y de la explotación capitalista; que sabe aprovechar el hecho más pequeño para exponer ante todos sus convicciones socialistas y sus reivindicaciones democráticas, para explicar a todos y cada uno la importancia histórica universal de la lucha emancipadora del proletariado.”
—Lenin, ¿Qué hacer? (1902)
La posición de la mujer en cualquier sociedad dada es una medida del desarrollo de ésta. La violencia misógina en las parejas es cosa de todos los días; los horrendos feminicidios de Ciudad Juárez siguen sucediendo impunemente, y patrones similares se han detectado en las principales ciudades del país y tan al sur como Guatemala. El cáncer cérvico uterino, que es relativamente fácil de prevenir mediante asistencia médica básica, es la principal causa de muerte en mujeres mayores de 25 años. Fuera del espartaquismo, las organizaciones que se reclaman marxistas generalmente ignoran este aspecto crucial de la lucha marxista por la emancipación universal. De vez en cuando podrán decir algo al respecto en sus periódicos, pero en los hechos se adaptan a la conciencia machista burguesa que impera en la clase obrera.
Un partido leninista-trotskista en México necesariamente será forjado en lucha continua e implacable contra toda muestra de atraso y en particular contra la opresión de la mujer. En los países de desarrollo capitalista tardío, la opresión de la mujer está profundamente enraizada en la “tradición” precapitalista y el oscurantismo religioso, y por ello la lucha en su contra es una fuerza motriz para la revolución socialista. La opresión de la mujer no es simplemente cuestión de ideología, sino que es parte integral del capitalismo y, de hecho, se remonta aún más atrás, a los orígenes de la propiedad privada. El reforzamiento de los “valores familiares” —cuyo blanco principal es la sexualidad de la mujer— tiene por objeto asegurar el paso de la propiedad del hombre a sus hijos a través de la herencia, exigiendo monogamia para las mujeres. La institución social fundamental para la opresión de la mujer es la familia, encargada de criar a la siguiente generación de explotados y adoctrinarla en los valores del capitalismo. Así, la opresión de la mujer sólo podrá ser erradicada cuando se elimine la sociedad dividida en clases.
El gobierno del clerical PAN ha significado no sólo ataques continuos contra los obreros y los pobres en general, sino también contra las mujeres y los homosexuales. Fox ha hecho gala de su atraso misógino (como su reciente comentario imbécil sobre las “lavadoras de dos patas”), mientras Abascal, secretario de Gobernación, no ha perdido oportunidad de impulsar su asquerosa ideología cristera. El PRD ha tratado de presentarse como “amigo” de las mujeres, pero al momento de introducir una serie de reformas en el D.F., su postura no va más allá de leyes extremadamente mínimas que limitan el aborto legal a casos de malformación del producto y riesgo para la mujer (además de la violación). Nosotros defendemos contra todo ataque reaccionario los derechos que existen bajo el capitalismo, pero advertimos que estas reformas son extremadamente parciales y reversibles. El acceso al aborto es un derecho elemental para las mujeres. Los espartaquistas luchamos por: ¡aborto libre y gratuito! ¡Salario igual por trabajo igual! ¡Liberación de la mujer mediante la revolución socialista!
Los sindicatos, el estado burgués y los falsos marxistas
En México, gran parte de los sindicatos son parte orgánica del PRI, un partido burgués, y sus burócratas dirigen típicamente con el puño de acero, a veces asesino, de la represión. Estos sindicatos, agrupando a algunos de los sectores más estratégicos del proletariado (como los petroleros, mineros y metalúrgicos, electricistas de la CFE, muchos obreros automotrices, etc.), tienen un enorme poder social. Los sindicatos mal llamados “independientes” son, de hecho, más democráticos, y los marxistas ciertamente no somos indiferentes a eso. Sin embargo, sus burócratas, generalmente leales al PRD, atan a los trabajadores a la burguesía principalmente a través de la ideología nacionalista e ilusiones en la reforma “democrática” del estado capitalista. Los revolucionarios buscamos que la clase obrera sustituya a todas las direcciones burocráticas y nacionalistas con una dirección revolucionaria opuesta a todos los partidos de la burguesía. Nos oponemos a la intervención estatal en los sindicatos, aún los más burocráticos, pues ésta sólo puede tener el propósito de atarlos aún más a los patrones y al estado. ¡Estado burgués, manos fuera de los sindicatos! ¡La clase obrera debe limpiar su propia casa!
Con el pretexto de luchar contra las “mafias”, no sólo Fox y el PAN han lanzado una ofensiva antiobrera; también López Obrador ha estado luchando aguerridamente por romper sindicatos. En el contexto de la horrenda tragedia de Pasta de Conchos, ocasionada por la criminal sed de ganancias de los patrones, López Obrador, secundando a Fox, se lanzó contra el sindicato minero, calificando a los dirigentes como “traficantes de contratos”. Hace falta más que simple desvergüenza para que los políticos burgueses —los más grandes mafiosos y ladrones— despotriquen contra los dirigentes sindicales. Las autoridades de las pejeprepas en el D.F. se han asegurado de que los trabajadores carezcan de cualquier representación sindical y prestaciones elementales, como seguro social, al más puro estilo del sindicalismo blanco panista.
En la época imperialista, los sindicatos se vinculan cada vez más estrechamente con el poder estatal, y tienden a funcionar como organizaciones de subordinación y disciplina de la clase obrera, sirviendo como un instrumento secundario del capitalismo. Escribiendo en 1940, poco antes de ser asesinado por un esbirro de Stalin, Trotsky explicó este fenómeno refiriéndose en particular a los países coloniales y semicoloniales:
“Como el capitalismo imperialista crea en las colonias y semicolonias un estrato de aristócratas y burócratas obreros, éstos necesitan el apoyo de gobiernos coloniales y semicoloniales, que jueguen el rol de protectores, de patrocinantes y a veces de árbitros. Ésta es la base social más importante del carácter bonapartista y semibonapartista de los gobiernos de las colonias y de los países atrasados en general. Ésta es también la base de la dependencia de los sindicatos reformistas respecto al estado.
“En México, los sindicatos se han transformado por ley en instituciones semiestatales, y asumieron, como es lógico, un carácter semitotalitario.”
—“Los sindicatos en la era de la decadencia imperialista”
Las consecuencias del bonapartismo populista en México han sido evidentes desde el gobierno de Lázaro Cárdenas de los años 30, epítome del populismo en este país. Aprovechando los conflictos interimperialistas en la víspera de la Segunda Guerra Mundial, Cárdenas usó la combatividad de la clase obrera mexicana como contrapeso al imperialismo y a opositores burgueses conacionales para introducir reformas que favorecieran el desarrollo del capitalismo nacional. Mediante reformas tales como la nacionalización de las industrias petrolera y ferrocarrilera y el reparto agrario, logró ganar el apoyo de amplios sectores de la clase obrera y el campesinado, y procedió a atar a la primera al estado mediante la camisa de fuerza del corporativismo. El corporativismo sindical, consolidado con la integración de la CTM al PRM cardenista en 1938, dio una forma orgánica a la colaboración de clases en México que persiste hasta nuestros días, y los falsos revolucionarios de aquellos días, como el estalinizado Partido Comunista Mexicano, que sembraron ilusiones en el burgués Lázaro Cárdenas, comparten responsabilidad por ello.
La lucha por la democracia interna y por la independencia de los sindicatos respecto al estado no puede ser separada de la lucha por una dirección revolucionaria —el forjamiento de un partido de vanguardia—. Como Trotsky mismo afirmó en el escrito citado arriba, “En la era de la decadencia imperialista los sindicatos solamente pueden ser independientes en la medida en que sean conscientes de ser, en la práctica, los organismos de la revolución proletaria.”
En contraste con nuestra lucha irreconciliable por la independencia política del proletariado, la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) llama a la dirección proburguesa, burocrática y nacionalista del SME a “levantar una alternativa independiente y clasista, encabezando esta exigencia a la UNT” (Estrategia Obrera No. 48, 4 de febrero de 2006). Pero, como hemos visto, estos dirigentes funcionan en realidad como una correa de transmisión de la ideología burguesa a la clase obrera. Depositar confianza en la burocracia perredista sólo puede conducir a la desmovilización y la derrota.
Los recientes paros del sindicato minero representaron una prueba ácida para los grupos que se reclaman revolucionarios. Guiados por la perspectiva marxista explicada arriba, los espartaquistas nos opusimos al ataque estatal contra este sindicato priista y llamamos por: “¡Estado burgués, manos fuera del SNTMMSRM! ¡Abajo los cargos contra Napoleón Gómez Urrutia!”. En cambio, la LTS, en un volante supuestamente en solidaridad con los mineros fechado el 29 de febrero, lanzó la consigna “¡Castigo a los empresarios, autoridades federales, estatales, y a la burocracia sindical!” ¡Esto es un llamado abierto a que el estado rompa el sindicato minero!
Por su parte, el Grupo Internacionalista (GI), fundado por un puñado de desertores del trotskismo, pinta una diferencia de clase entre los sindicatos leales al PRI y aquéllos que apoyan al PRD. Así, según ellos, los únicos sindicatos en México son aquéllos afiliados a la UNT o los llamados sindicatos “independientes” como el SME (es decir, aquellos sindicatos alineados políticamente con el PRD burgués). El GI sostiene que “El ‘sindicalismo’ corporativista de la CTM, la CROC y otras federaciones aglutinadas en el CT en realidad sirve de organización laboral patronal. Por ende representa el enemigo de clase” (El Internacionalista/Edición México No. 1, mayo de 2001). Ésta es una línea rompesindicatos que nada tiene que ver con el marxismo. En realidad, lo que hace el GI es embellecer a las burocracias properredistas, negándose sistemáticamente a defender a los sindicatos cetemistas contra el ataque estatal burgués, al tiempo que descarta el enorme poder social de los obreros organizados en estos sindicatos —como es el caso, por ejemplo, del sindicato minero-metalúrgico, que organiza a unos 270 mil trabajadores—.
Si para el GI los sindicatos corporativistas representan al “enemigo de clase”, entonces la combativa huelga de los trabajadores metalúrgicos (también organizados en el SNTMMSRM) de Sicartsa en Lázaro Cárdenas, Michoacán (estallada en el verano de 2005, quienes no sólo lucharon por sus demandas económicas inmediatas, ¡sino incluso por la sindicalización de sus compañeros en Apodaca, Nuevo León!), así como el reciente paro nacional de los trabajadores mineros y metalúrgicos, la contienda laboral más importante del sexenio, ¡no son cualitativamente distintos de un paro empresarial! Siendo consecuentes con su línea, el GI no debería defender ni al sindicato ni a su secretario nacional, Napoleón Gómez Urrutia, depuesto arbitrariamente por el gobierno, sino que debería buscar agudizar estos conflictos supuestamente interburgueses mediante la destrucción del sindicato, tal y como lo quieren hacer Fox y la Secretaría del Trabajo.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/25/niunvoto.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


DE VERDAD ES FÁCIL CONOCER IDOLS EN COREA?? Esto fue lo ... Datos escalofriantes de la esposa de Kim Jong Un - YouTube La Esposa Pone Una Cámara Oculta En Su Casa, Mira Lo Que ... ¿Quieres encontrar pareja? Haz ESTO - YouTube ¿QUIERES SER MI NOVIO? l ETAPAS DE PAREJA COREANA Buscar Pareja En Interent - Encontrar los mejores sitios ... Fuerte escena de sexo entre Lisandro y Julia - YouTube Experimento social: Pareja gay en Corea/sub español Parejas Coreanas (fashion)

Amor en Corea del Sur. Pt. 1: Conocerse - Objetivo Corea

  1. DE VERDAD ES FÁCIL CONOCER IDOLS EN COREA?? Esto fue lo ...
  2. Datos escalofriantes de la esposa de Kim Jong Un - YouTube
  3. La Esposa Pone Una Cámara Oculta En Su Casa, Mira Lo Que ...
  4. ¿Quieres encontrar pareja? Haz ESTO - YouTube
  5. ¿QUIERES SER MI NOVIO? l ETAPAS DE PAREJA COREANA
  6. Buscar Pareja En Interent - Encontrar los mejores sitios ...
  7. Fuerte escena de sexo entre Lisandro y Julia - YouTube
  8. Experimento social: Pareja gay en Corea/sub español
  9. Parejas Coreanas (fashion)

Apúntate a mi curso online Este sí es aquí: https://estesies.com/ Descubre el secreto que muy pocos conocen, para vibrar con la energía que te permitirá enco... Hola Chicos! Hemos vuelto con el vídeo hablando de parejas en Corea del Sur. Podréis conocer palabras y conceptos sobre la cultura coreana de parejas. Esperamos que os guste mucho! :) Besos ... ¡No Te Pierdas Ningún Video! SUSCRÍBETE → http://www.youtube.com/user/historiaspositivas?sub_confirmation=1 Visita → https://historias.guru/ ¡Hola Amante de ... 7.-Su misterioso pasado A pesar de que Ri Sol Ju ya fue reconocida como la esposa del dictador, hasta la fecha, es muy poco lo que se sabe de su vida antes d... Gente maravillosa: Personas defienden a pareja gay en inscripción del hijo de éstos en natación - Duration: 23:13. Max joven gay Recommended for you Lisandro Díaz Pujol (Osvaldo Laport) descubre que Julia Linares (Laura Azcurra) es una mujer ambiciosa y que está dispuesta a todo para hacer realidad sus su... http://www.parejaeninternet.com buscar pareja en interent - Encontrar los mejores sitios para buscar pareja Aquí están actualmente cientos de sitios para... Cuando tienes una pareja en América todo normal, no pasa nada. Tienes citas y te vistes normal , pero en COREA el tener una cita con tu pareja es otro nivel Aquí te dejo el video con algunas ... Sarams! estoy super feliz de traerles un nuevo video!! siempre ustedes me preguntan que tan fácil es conocer idols coreanos , aquí en Corea! así que hoy al f...